Las chacas y los chucos de los cráteres en el desierto

Los chicos y las chicas sombra bajo l’amorfa del traumatizado panorama extiende suave aliento casi golpe de adrenalina sin comas , porque

delirum transuniversalistafilosopedicuscomatoso akademikus mortis fokis pokis trankis prankis dulkis culpis gnomos

antes de morir cruelmente chaqueteado el académico logró orinar el su conocimiento sobre la tierra: el texto permaneció húmedo solo veinticuatro horas.

Una caricaturizante masa de turistas documentaron con la precisión del cirujano la totalidad de los acontecimientos. Afortunadamente, a ninguno de los 360º (o más, quién sabe cuántos serían) se les ocurrió interferir, según los procedimientos en los cuáles fueron metodológicamente sentenciados. El académico murió, entonces, gracias a las bastantes muchas muy diversas casualidades que lo orillaron a esa cruel y dolorosa rescisión del destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s